Diferencia entre revisiones de «Crónica de una muerte anunciada»

De Resúmenes de Libros
Saltar a: navegación, buscar
 
Línea 238: Línea 238:
  
 
La novela pretende introducirnos o la realidad social de un pueblo de años anteriores; en que la mujer era aceptada por el mero hecho de mantenerse virgen y donde el honor y la venganza eran los catalizadores de una vida en la que la violencia eran el factor determinante al momento de resolver los conflictos.
 
La novela pretende introducirnos o la realidad social de un pueblo de años anteriores; en que la mujer era aceptada por el mero hecho de mantenerse virgen y donde el honor y la venganza eran los catalizadores de una vida en la que la violencia eran el factor determinante al momento de resolver los conflictos.
 +
 +
 +
[[Categoría:Resúmenes]]

Última revisión de 11:56 2 jun 2016

Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez

Escrita en el año 1981, por Gabriel García Márquez, alias Gabo, encausa su novela entorno a un hecho histórico y como crónica con temática periodística, narrativa y policíaca. Partiendo de un suceso real acaecido en el año 1951 en Manaure (Departamento de la Guajira, en Colombia), relacionando un crimen e involucrando en forma narrativa a una serie de protagonistas y sus circunstancias.


Relación del título y el argumento

Crónica de una muerte anunciada, es el perfecto titulo para esta obra; ya que en la siguiente se relata el homicidio de un joven, en un pequeño pueblo donde todos los moradores, de una manera u otra se enteraron del crimen que se iba a cometer aquel día.


Lugar

En el susodicho pueblo de Manaure, alejado de las vías principales de la Guajira, contrajeron matrimonio Bayardo San Román, ingeniero de trenes y de unos treinta años, de buen dinero y recién llegado, Ángela Vicario de familia humilde. Posteriormente Bayardo San Román, comprueba que su esposa no es virgen y la devuelve a sus padres, que la reprenden severamente por su error. Ángela culpa de lo sucedido a Santiago Nasar, muchacho del pueblo.

Durante varios años, Ángela Vicario insistirá a Bayardo San Román para que vuelva a su lado, pero en la realidad ambos jamás volverán a reecontrarse (cosa que Gabriel García Márquez cambia en la novela, uniendo a ambos de nuevo).


Los personajes involucrados en la muerte de Santiago Nasar fueron los gemelos Pedro y Juan Vicario, hermanos de Ángela, movidos por la honra y por la tutela de la dignidad familiar. En primer lugar anunciaron el asesinato de Santiago Nasar por todo el pueblo. Éstos, después de meditarlo varias ocasiones, terminan con la vida del muchacho en la puerta de su casa, a la vista de los habitantes de Manaure, que no hicieron nada por evitarlo.

Transcurridos casi años, el escritor Gabriel García Márquez recopila información y plasma en la novela "Crónica de una muerte anunciada" los hechos que dan por muerto a Santiago Nasar.


Personajes

Santiago Nasar Protagonista de la crónica o del relato. Es un joven de 21 años, esbelto y pálido. Tenía los párpados árabes y los cabellos rizados de su padre, Ibrahim Nasar, de origen musulman. Le gustan las armas de fuego y los caballos, así como las aves de cetrería. Era valeroso y prudente.


Pedro y Pablo Vicario Hermanos gemelos de Ángela Vicario. Son los antagonistas de la obra, pues serán los asesinos de Santiago Nasar. En el momento de los hechos tienen 24 años. Eran de catadura espesa, pero de buena índole, lo cual quiere decir que en sí mismos no eran malos, aunque acabarán asesinando a Santiago Nasar por salvaguardar el honor de la familia Vicario.


Ángela Vicario Mujer de Bayardo San Román, la más bella de las hermanas Vicario. Es repudiada por San Román en la noche de bodas al comprobar que Ángela no llegó virgen al matrimonio. Inculpa a Santiago Nasar de su deshonra y aboca a sus hermanos gemelos, Pedro y Pablo Vicario hacia el crimen del joven. En realidad Ángela se casó con Bayardo por razones ajenas al amor y un poco llevada en volandas por la impresión que el aquél había causado a su familia (sobre todo su dinero).


Bayardo San Román Esposo de Ángela Vicario. La desprecia cuando una vez celebrado el matrimonio descubre que no es virgen. Ronda los 30 años pero no los aparenta. Tenía cintura de novillero y la piel dorada por el salitre de sus viajes. Es ingeniero de trenes y goza de una excelente posición social.


Cristóbal "Cristo" Bedoya Es amigo íntimo de Santiago Nasar y cirujano en el pueblo de Manaure. Hermano de Margot Bedoya e hijo de Luisa Santiaga, comadre de Plácida Linero, madre de Santiago Nasar. Trata de impedir la muerte de su amigo pero un cúmulo de circunstancias hacen imposible que le pueda defender ante los hermanos Vicario.


Margot Bedoya Amiga de Santiago Nasar, hermana de Cristo Bedoya. Invita a Santiago Nasar a desayunar con el fin de desviarle de su aciago destino.


Lázaro Aponte Coronel retirado en Manaure y alcalde de la población. Decomisa los cuchillos a los hermanos Vicario, pero demasiado pronto pues los gemelos tienen tiempo de reponer las armas y cumplir el destino de Santiago Nasar. Acelera las pesquisas del asesinato.


Padre Carmen Amador Es el párroco de Manaure. Como tenía conocimientos de medicina, el Coronel Aponte le ordena realizar la autopsia del cadáver de Santiago Nasar, aunque su certificación no tenga ningún valor forense.

Plácida Linero Esposa de Ibrahim Nasar y madre de Santiago Nasar, el protagonista. Tiene la facultad de interpretar los sueños siempre que se los cuenten estando en ayunas. No es capaz de anticipar la muerte de su hijo y asiste horrorizada al asesinato a las mismas puertas de su casa

Pura Vicario: madre de Angela Vicario, de carácter fuerte, dedicada en cuerpo y alma a su familia.

Poncio Vicario: padre de Ángela Vicario, ciego, sumiso, resignado a su condición.

Cristo Bedoya: amigo inseparable de Santiago Nasar, despistado, bondadoso, parrandero

Luisa Santiaga: madrina de Santiago Nasar y pariente de la familia Vicario, intuitiva, perceptiva, decidida.

Lázaro Apante: alcalde municipal, coronel de la academia retirado, incrédulo, rutinario, comelón.

Padre Carmen Amador: el cura del pueblo, con algunos estudios en medicina, discreto, cobarde.

Maria Alejandrina Cervantes: mujer de la calle, dueña de un burdel, amante de Santiago Nasar.

Victoria Guzmán: cocinera de la familia Nasar, resentida, orgullosa, temperamental.

Divina Flor: hija de Victoria Guzmán, adolescente, ingenua.

Clotilde Armenta: dueña de una tienda de leche, servicial.

Flora Miguel: joven novia de Santiago Nasar, intransigente, temperamental.

Yamil Shaium: amigo de la familia Nasar, judío, dueño de una tienda en la plaza.

Xius : viudo, sencillo, amistoso, viejo y enfermo.

Dr. Dionisio Iguaran: medico del pueblo, ocupado, primo hermano de Luisa Santiaga.

Margot: monja, alegre, hija de Luisa Santiaga, buena en la cocina.


Tiempo y ambiente

La novela se ambienta en la época postcolonial de la historia de Colombia. Comenzado ya el siglo XX y en una población costera y en vías de prosperidad.


Tema principal

El tema principal de Crónica de una muerte anunciada es, sin género de dudas, el fatuum, el destino y cómo sus fuerzas se confabulan contra el hombre para imponer sus designios: todos los personajes que tratan de evitar la muerte del protagonista son sutilmente apartados por circunstancias imponderables, de forma que lo que ocurrió era lo que tenía que ocurrir.


Resumen corto de Crónica de una muerte anunciada (resumen breve)

Es el relato del homicidio de Santiago Nasar, donde la motivación principal para que se cometiera el hecho es la perdida de la virginidad de Angela Vicario, la cual es desposada por Bayardo San Román. Esté la noche de la boda descubre que su esposa no es virgen y decide devolverla a su casa junto a su familia.

Los hermanos de Angela, Pedro y Pablo Vicario, la cuestionan pidiéndole el nombre del culpable, siendo nombrado Santiago Nasar. Las creencias de los hermanos Vicarios y la presión social los llevan a considerar que la única forma recuperar la honra de su hermana es matando a Santiago Nasar.

El asesinato se comete la mañana en que el buque donde viajaba el obispo llega al pueblo. Los hermanos Vicarios no estaban convencidos de cometer el crimen, y se lo comentan a todo el pueblo con la finalidad de que alguien los persuadieran de no hacerlo, pero nadie los creyeron capaces de cumplir con sus amenazas. Esto influye aun más a que ellos se decidieran efectuaran lo que habían predicado a todo el pueblo, dando así muerte a Santiago Nasar en la puerta de su casa.

Los criminales cumplen una condena en la prisión. Angela Vicario se mantiene solitaria y descubriendo que estaba enamorada de Bayardo San Román, esté regresa junto a ella años después sin haberla olvidado por la gran cantidad de cartas que le había enviado.

Angela Vicario nunca confeso quien fue causante de la perdida de su virginidad.


Resumen por capítulos de Crónica de una muerte anunciada

Capítulo 1

El primer capítulo de la novela "Crónica de una muerte anunciada" nos presenta al protagonista y nos desvela directamente el fin del mismo: su muerte por asesinato. Santiago Nasar salió de la casa a las 06:05 horas, con el propósito de esperar al Obispo que arribaba en el buque al puerto del pueblo. Lo hizo con su camisa y pantalones de lino blanco, porque quería estar decente para la visita del representante de la Iglesia Católica, ya que sus prendas normales de vestir son de traje color caqui y botas de montar, por la costumbre de acudir a la hacienda El Divino Rostro que había heredado de sus padres Ibrahim Nasar y Placida Linero, y que él administraba.

Santiago Nasar antes de irse tomó dos aspirinas (le dolía la cabeza porque había pasado toda la noche en la parranda de celebración de una boda) y entró al cuarto de su madre, Plácida Linero, quien poseía la facultad de interpretar los sueños siempre que se los contaran en ayunas. Santiago le contó a Plácida Linero algo sobre un sueño con árboles, pero la madre, medio en vigilia, medio en sueño, sólo atendió a la presencia en ese mismo sueño de pájaros, que eran signo de buena salud. A continuación Santiago Nasar entra en la cocina de la casa donde están Victoria Guzmán, la criada, y su hija, Divina Flor, a quien Santiago mira con ojos libidinosos. Victoria Guzmán le amenaza con un cuchillo y le dice que se aparte de su hija. Según pudo saber el autor de la crónica (el propio García Márquez) Victoria y Divina Flor ya sabían en ese momento que los gemelos Vicario iban a terminar con la vida de Santiago Nasar.

Después, Santiago Nasar, se dirige al puerto a ver la llegada del obispo, pero éste, tal y como había predicho su madre, no llega a tocar tierra y se limita a bendecir desde el buque de vapor a la muchedumbre que le esperaba engalanada en el muelle. En el camino pasa por la tienda de leche de Clotilde Armento, donde ya le esperaban con los cuchillos envueltos en periódicos, los hermanos Vicario. Clotilde consigue convencerles para que no le maten en ese momento, por respeto al obispo que iba a visitar el pueblo. Los hermanos se convencen y le dejan pasar.

En el puerto Santiago Nasar se encuentra con Cristo Bedoya y su hermana Margot. Ésta última le invita a desayunar en su casa, sabedora de que lo iban a matar, pero Santiago decide pasar por casa a cambiarse de ropa y luego ir a casa de los Bedoya. Cuando Luisa Santiaga, madre de Cristo y Margot, se enteró de que iban a matar a Santiago se dirigió presta a la casa de su comadre Plácida Linero, pero alguien le avisa por el camino de que ya han matado a Santiago Nasar.


Capítulo 2

El segundo capítulo de "Crónica de una muerte anunciada" nos descubre los motivos de la muerte de Santiago Nasar. Bayardo San Román, un personaje algo curioso desde su llegada al pueblo, de familia adinerada, hombre que se fijo de Ángela hasta lograr las nupcias con ella, sin haberla enamorado en su integridad. Bayardo, en la noche de las nupcias devuelve a su prometida con los padres por no llegar virgen a su primera relación de matrimonio, catalogándolo como una deshonra.

El narrador tuvo la oportunidad de conocer a Bayardo San Román cuando estuvo en vacaciones de Navidad en el pueblo, y no lo encontró tan raro como decían. Le pareció atractivo, en efecto, pero muy lejos de la visión idílica de Magdalena Oliver. Le pareció más serio de lo que hacían creer sus travesuras, y de una tensión recóndita. Ya para entonces había formalizado su compromiso de amores con Ángela Vicario, no sin antes haber conquistado a sus futuros suegros y cuñados contra la voluntad de la novia para la boda, impresionándolos por el dinero que poseía. Ángela confesó que había logrado conmoverla, pero por razones contrarias del amor. Ya que detestaba a los hombres altaneros, y nunca había visto uno con tantas ínfulas. Además, pensó que era polaco.

Los novios se casan y se celebran los festejos nupciales, aumentados hasta el delirio por el dinero de Bayardo. Los invitados se retiran a descansar. Cuando los gemelos Vicario llegan a la casa familiar después de la parranda, sobre las tres de la mañana, encuentran en el sofá de casa a Ángela con la cara macerada a golpes. Uno de los gemelos la levanto y la sentó en la mesa del comedor y le preguntó, temblando de rabia, quién había sido, contestando ella "Santiago Nasar". Dijo que sólo recordaba que la sostenía con una mano y la golpeaba con la otra con tanta rabia que llegó a pensar que la iba a matar.


Capítulo 3

En el tercer capítulo de "Crónica de una muerte anunciada" los protagonistas son los hermanos Vicario. Cuenta como en el juicio celebrado por la muerte de Santiago Nasar tres años después de los hechos, los gemelos Vicario de declararon autores del crimen "a conciencia" pero se declaraban inocentes pues lo hiceron por recuperar el honor de la familia. Estuvieron en la cárcel esos tres años, en espera del juicio, porque no tenían dinero para pagar la fianza. En este capítulo se procede a una reconstrucción de los hechos desde la óptica de los hermanos Vicario. Cuando Ángela les contó lo de Santiago Nasar cogieron unos cuchillos y esperaron durante tres horas en la tienda de Clotilde Armento a que fuera el joven Nasar. Unos agentes de la ley van a la tienda y les quitan los cuchillos: antes de ir donde Clotilde Armento, los hermanos Vicario habían anunciado por todo el pueblo que iban a matar a Santiago Nasar. Después de este encuentro con los agentes del orden, los hermanos Vicario van a casa de Plácida Linero para esperar a Santiago y matarlo. En el camino se detienen en casa de Prudencia Cortés, hermanda del gemelo Pablo y toman café. Después los gemelos vuelven a la tienda de Clotilde Armento con otros cuchillos.


Capítulo 4

El cuarto capítulo de "Crónica de una muerte anunciada" comienza describiendo las circunstancias de la autopsia del cadáver de Santiago Nasar. Al no poder controlar el estado de descomposición del cuerpo, Lázaro Aponte, el Gobernador de la provincia, le ordenó al sacerdote de la población, el Padre Carmen Amador, que comenzara la autopsia. Al inspeccionar el cuerpo sin vida, el párroco observa que Santiago Nasar padecía una hipertrofia en el hígado que habría supuesto su muerte en pocos años. Estaba destinado a morir.

Entretanto, en el juicio los gemelos fueron absueltos y se quedaron en Riohacha a solo un día de viaje de Manaure donde vivía su familia. Allí fue Prudencia Cortés a casarse con Pablo, que aprendió el oficio del oro en el taller de su padre y se ganó la vida como orfebre. En cambio Pedro sin tener a nadie, se reenganchó tres años después a las Fuerzas Armadas, mereció las insignias de sargento primero, y un día se incorporó a las filas de la guerrilla.

A San Román se le recordaría durante años como "El pobre Bayardo", siendo para muchos la víctima de la historia. Bayardo después de lo acaecido con Ángela Vicario se emborrachó. Poco después su familia viene a por él y se lo llevaron del pueblo

Veintitrés años después Ángela Vicario le contaría al narrador lo que sucedió la noche de bodas. Jamás llegó a olvidarse de Bayardo y llegó a escribirle más de dos mil cartas. Días después de la última carta, Bayardo se presentó en su casa y se reconciliaron.


Capítulo 5

En el 'quinto capítulo y último de Crónica de una muerte anunciada se produce una reconstrucción de los hechos. El juez que investigó la causa acababa de salir de la facultad de Derecho. Durante el proceso no se determinó si Santiago Nasar había realizado o no la supuesta tropelía que indignó a los gemelos Pedro y Pablo Vicario y provocó su propia muerte. Cristo Bedoya, médico y amigo de Santiago Nasar cuando se enteró de que iban a matar a Santiago salió a la calle para prevenirle y defenderle. Una señora le entretuvo el tiempo suficiente para llegar tarde. Previamente, Cristo Bedoya había visto en el club social al alcalde, Lázaro Aponte, para denunciar que los hermanos Vicario iban a asesinar a Santiago Nasar y lo estaban anunciando por todo el pueblo. Poco antes de morir, Santiago Nasar había pasado a visitar a su novia, Flora Miguel, la cual, al enterarse de la indignidad que había cometido con Ángela Vicario, le devolvió todas las cartas de amor que le había escrito durante años y se unirá a un teniente de fronteras. Santiago Nasar sabía que le iban a matar cuando los hermanos Vicario lo alcanzan a la puerta de su casa y lo apuñalaron pese a los intentos de Santiago Nasar por defenderse a manos limpias.

Santiago caminó varios metros en estado de alucinación, sosteniendo con las manos las vísceras colgantes. Rodeó la casa y al entrar por la puerta de la cocina le dice a Wenefrida Márquez que lo han matado.



Otros

Climax

La parte de más emoción fue cuando Cristo Bedoya se entero de los planes de los hermanos Vicario y busca a Santiago Nasar por todas partes, mientras él se encontraba en la casa de su novia Flora Miguel, allí se entera de que lo están esperando para matarlo, sale de ahí y se dirige a su casa para refugiarse, pero Placida Linero, su madre, piensa que el se encuentra dentro de la casa y cierra la puerta para evitar que entre los asesinos. Acorralado Santiago Nasar, Pedro y Pablo Vicario cumplen con sus amenazas acuchillando a Santiago Nasar siete veces.


Ambiente

La acción se desarrolla en un pequeño pueblo donde todos los habitantes se frecuentan y comparten. Es una época de muchos perjuicios sociales, donde se impone el dinero y el estatus social y donde la mujer es educada para la total dedicación del hogar.


Comparación entre Bayardo San Roman y Santiago Nasar

Bayardo San Román hombre de 30 años mas o menos, rico de cuna, con amplios estudios, fiel, señor de ciudad, mientras Santiago Nasar era un muchacho que había conseguido su posición económica por su trabajo, no termino la escuela, es un joven de campo, que le gusta lidiar con los animales, alegre y seductor.

En fin, dos personajes totalmente distintos unidos por las circunstancias.


¿Se justifica la muerte de Santiago Nasar?

No, por varias razones. Nadie tenía pruebas de que Santiago Nasar era el culpable de la perdida de la virginidad de Angela Vicario, tampoco dejaron que el se defendiera ni le informaron lo que iba a suceder. Los motivos de esa muerte no son lo suficientemente de peso.


Si necesitamos un culpable, ¿qué o quién sería?

Para mi el culpable del crimen fue la sociedad, porque son los que implantan la ideología de que la única manera de reclamar el honor de una persona es matando al culpable o al menos al que así se cree.

Y del pueblo, por no creer en las intimidaciones de los hermanos Vicario y no tomar las medidas necesarias para evitar el asesinato de Santiago Nasar


Relación del contenido con la actualidad

No creo que esta historia tenga muchas cosas en común con la actualidad, ya que vivimos en otros tiempos, donde la virginidad no es imprescindible para que una mujer se considere buena y pueda destacar sus cualidades. También luchamos por la igualdad de hombres y mujeres.

Por otra parte aún persiste que la persona de poder y con dinero pretende que puede imponerse en cualquier circunstancia.

Ahora pensamos dos veces para cometer un crimen ya que luchamos por la libertad y la democracia, aunque continua la influencia social en nuestras decisiones.


Punto de vista Narrativo

La narración se encuentra en tercera persona y primera. Es omnisciente y alineal porque no cuenta los hechos en el orden en que ocurrieron.


¿Cómo se desarrolla la acción?

Se desarrolla dinámicamente, porque los hechos no son narrados a medida de que ocurren si no a medida de que se necesiten.


Técnicas narrativas

Esta obra literaria utiliza diferentes técnicas a la hora de relatar los hechos como son las narraciones descriptivas en una gran extensión de la obra y aunque en menos proporción los diálogos.


Uso de el lenguaje - Vocabulario

En esta obra predomina el lenguaje sencillo-coloquial, el vocablo del pueblo.


¿Qué pretende la novela?

La novela pretende introducirnos o la realidad social de un pueblo de años anteriores; en que la mujer era aceptada por el mero hecho de mantenerse virgen y donde el honor y la venganza eran los catalizadores de una vida en la que la violencia eran el factor determinante al momento de resolver los conflictos.